Jueves 6 Agosto 2020

Venimos sosteniendo que esta es nuestra oportunidad histórica de tener un Estado a la altura de las necesidades de nuestro pueblo. Luego del macrismo, la necesidad de reconstruir y democratizar el Estado para superar la crisis, era nuestra oportunidad. Y tras la pandemia, es un deber.

Por: Alejandro Garzón

Secretario Gremial nacional de ATE  y Secretario de Interior de la CTA-A Santa Cruz

Venimos sosteniendo que esta es nuestra oportunidad histórica de tener un Estado a la altura de las necesidades de nuestro pueblo. Luego del macrismo, la necesidad de reconstruir y democratizar el Estado para superar la crisis, era nuestra oportunidad. Y tras la pandemia, es un deber.
Decisiones insospechadas se están dando en el mundo para afrontar el COVID19. En Europa, la mayoría de sus países están tomando decisiones como asumir el control de los sistemas de salud, suspender el pago de servicios y alquileres, y ahora se disponen a dar un paso más sobre áreas estratégicas para el funcionamiento de la sociedad. Hasta el Estado norteamericano centraliza la compra de respiradores en pos de una distribución responsable, además de implementar una especie de ingreso universal para los sectores más vulnerados. En línea con esto, Argentina es líder en la región: el presidente Alberto Fernández ha tomado medidas importantes y ha utilizado recursos del Estado para asegurar el piso mínimo de nuestra sociedad y sobre todo con el IFE, el )Ingreso Familiar de Emergencia), asegurando una base de consumo para atravesar estos días de encierro obligatorio. Cómo no celebrar esta valentía política? 
Ha quedado en evidencia que el modelo de capitalismo neoliberal con superpoderes de las empresas y raquitismo extremo de los estados, está en crisis terminal. La sociedad no puede seguir siendo conducida de esta manera y el coronavirus ha multiplicado los problemas mostrando que si sólo le damos paliativos y analgésicos a esta enfermedad que es el capitalismo, lo que estamos haciendo es aportando a que sobreviva. Durante los últimos 4 años, las pantallas y parlantes de la maquinaria propagandística en manos de las multinacionales han resaltado las figuras o el supuesto protagonismo de los empresarios y de las inversiones que venían a resolver los problemas de la gente. Hoy, con el cambio de época, todas las noches a las 21 hs. desde balcones y ventanas rendimos homenaje desde Jujuy a Tierra Del Fuego a los trabajadores y trabajadoras que están soportando sobre sus espaldas la crisis y haciendo que la Argentina funcione. 
 
Y los medios de comunicación hacen eco de esto y han puesto en valor nuestros esfuerzos como trabajadores y trabajadoras y nos sentimos orgullosos de eso. Los medios públicos han vuelto a tener el rol social que tanto necesitamos, sobre todo en la era de las fake news, las informaciones falsas de rápido alcance de las redes sociales. Desde mi experiencia como secretario gremial nacional de la ATE, destaco la responsabilidad con la que están informando los trabajadores y trabajadoras de las radios y canales de los estados provinciales que asumen el interés público de informar con veracidad y rapidez, a lo largo y ancho del país. 
Ahora debemos dar un paso más y estar a la altura de las necesidades de la época: quienes limpiamos las ciudades, curamos, quienes damos energía eléctrica, quienes comunicamos, investigamos y producimos medicamentos, quienes damos seguridad, hacemos funcionar los  trenes y aviones, quienes hacemos que todo funcione, deseamos que siga este rumbo luego de la pandemia. El Estado debe recuperar en sus manos, para el bien de toda la sociedad, la capacidad de dirigir el rumbo de del país. Celebramos la inversión del Estado que alivia el impacto de la pandemia pero también se presenta hoy como nunca el imperativo categórico de dar una respuesta política que entierre al neoliberalismo y recupere para toda la sociedad un Estado administrador de la riqueza y los esfuerzos colectivos.

El tiempo en Río Gallegos

El tiempo - Tutiempo.net

"Kaani. La Fiesta Tehuelche"