Sábado 11 Julio 2020

Una buena noticia para los Autores Santacruceños que venian resagados ya hace varios años sin lograr tener el apoyo para poder llevar adelante sus publicaciones.

Asi dicen los fundamentods del proyecto de Ley presentado por los diputados 

Jorge Mario ARABEL – Juan MIÑONES – Carlos SANTI.-

 

Traemos al debate parlamentario el presente proyecto de Ley mediante el cual estamos propiciando la creación de un Fondo Editorial de Autores Santacruceños, con el objeto de editar, reeditar, promocionar, distribuir, publicar y difundir las obras literarias de autores de la provincia; cuyos trabajos promuevan la identidad, rescaten la memoria, preserven el patrimonio cultural inmaterial y aporten a la cultura general.

Nadie discute en este tiempo la importancia del libro como un bien cultural, patrimonial y como medio privilegiado de comunicación, que se presenta como una herramienta de aprendizaje, formación, goce y transmisión indispensable para el desarrollo científico, artístico, cultural, técnico y pedagógico.

Y no es menos importante, cuando de libros se habla, resaltar el rol clave de la literatura como una de las expresiones utilizada por el hombre para construir su visión de la realidad, ayudando a fortalecer la identidad provincial, regional y nacional; y que nos lleva a asegurar que no existe legado ni memoria colectiva si no está plasmada con los signos de aquél que ha hecho con la pluma el oficio de escritor.

Así lo entendieron los que hace ya más de dos décadas impulsaron la sanción de la Ley Provincial nº 2476 sobre creación del Fondo Editorial Santacruceño, cuyo objetivo, compartido por todos, era el de contribuir al mejor conocimiento de las obras de los autores santacruceños a través de la edición de sus producciones literarias, artísticas o científicas, debiendo otorgarse prioridad a las temáticas santacruceñas.

Dicha norma ofrece la posibilidad de obtener un crédito como instrumento que facilite la publicación, situación que evidentemente no ha resultado atractiva para los autores, los que, como se puede apreciar a lo largo de todo este tiempo de vigencia de la Ley, no han buscado en ella el apoyo para editar sus libros.

Es decir que, más allá de las intenciones que motivaron la sanción de dicha Ley, seguimos después de dos décadas, asistiendo “al largo y penoso reclamo de los escritores santacruceños con el objeto de lograr que sus obras puedan ser publicadas, y de este modo, se pueda trasponer los límites impuestos por la falta de respaldo económico, ya sea por parte de empresas locales o por la imposibilidad de acceder a las grandes editoriales de nuestro país.”, como aseveraba en los fundamentos el autor de la iniciativa.

Pensamos que más allá de los aspectos instrumentales, la legislación vigente, fue pergeñada bajo la premisa de dar respuesta al reclamo individual de los autores y no como una herramienta para favorecer lo que entendemos debe ser una política de estado, en cuanto a promover y acompañar el desarrollo literario de la provincia, partiendo del consenso de que de esta manera estamos aportando al desarrollo cultural de nuestra provincia.

No concebimos esta iniciativa como una manera de asistir financieramente a los escritores para terminar con “el largo y penoso reclamo”, sino como una herramienta para que desde el Estado se convoque y se abra un abanico de oportunidades que les permita a todos aquellos escritores que residen en nuestra la provincia, editar, reeditar, promocionar, distribuir, publicar y difundir sus obras.

Nuestra propuesta está a tono con iniciativas similares que ya son Ley en provincias como Río Negro, Neuquén, Chubut y Tierra del Fuego; y que paradójicamente, han financiado publicaciones de autores santacruceños que más tarde representaron a nuestra provincia en la Feria Internacional libro.

Año a año vemos como se acrecienta la edición de libros de autores santacruceños, los que, no sin esfuerzo personal, lograr saltear los obstáculos financieros, editoriales y de distancia a la que ya parecemos acostumbrados, y que son una muestra clara de la necesidad imperante de que el Estado Provincial establezca políticas editoriales propias como modo de favorecer la participación y el acceso a la edición del mayor número de autores. De que haya una planificación estratégica y mecanismos de difusión, distribución y comercialización de las obras publicadas. De que se desarrollen acciones que favorezcan intercambios culturales a través del libro con instituciones de otras jurisdicciones (provinciales o del extranjero). Que se establezcan contactos con otras editoriales o con otros organismos públicos y privados, para realizar co-ediciones cuando resultaren convenientes. Que se diseñe y concrete las ediciones buscando establecer un equilibrio conveniente entre costo y calidad, pensando siempre que la calidad de las ediciones que se realicen redundará necesariamente en su mejor nivel de comercialización de la producción literaria provincial.

En este sentido creemos que somos responsables de cuidar a los gestores de nuestra cultura, nuestros escritores, promover capacitaciones que les permita crecer en su escritura y que nuestro sistema educativo incorpore en sus diseños curriculares a la literatura regional.  

Por todo lo expuesto y en el entendimiento que esta Ley favorecerá el desarrollo literario ayudando a promover la identidad, rescatar la memoria, preservar el patrimonio cultural inmaterial y aportará a la cultura general de los santacruceños, es que venimos a solicitar de nuestros pares el voto afirmativo a la presente iniciativa.

Proyecto de Ley.

FONDO EDITORIAL DE AUTORES SANTACRUCEÑOS

 

Artículo 1°.- Créase en el ámbito de la Secretaría de Estado de Cultura, el Fondo Editorial de Autores Santacruceños, con el objeto de editar, reeditar, promocionar, distribuir, publicar y difundir las obras literarias de autores de la provincia; cuyos trabajos promuevan la identidad, rescaten la memoria, preserven el patrimonio cultural inmaterial y aporten a la cultura general.

 Artículo 2°.- Son objetivos del Fondo Editorial:

  • Establecer políticas editoriales para la difusión de la obra de creación de autores santacruceños, y de estudios e investigaciones en todos los campos relacionados con la Provincia de Santa Cruz que atiendan a la diversidad, como modo de favorecer la participación y el acceso a la edición del mayor número de autores.
  • Planificar estrategias y mecanismos de difusión, distribución y comercialización de las obras publicadas.
  • Desarrollar acciones que favorezcan intercambios culturales a través del libro con instituciones de otras jurisdicciones (provinciales o del extranjero).
  • Establecer contactos con otras editoriales o con otros organismos públicos y privados, para realizar co-ediciones cuando resultaren convenientes.
  • Diseñar y concretar las ediciones buscando establecer un equilibrio conveniente entre costo y calidad, pensando siempre que la calidad de las ediciones que se realicen redundará necesariamente en su mejor nivel de comercialización.

Artículo 3°.- La  organización y administración financiera del Fondo Editorial estará a cargo de un Consejo Editorial, el que desempeñará sus funciones ad honorem y deberá observar la equidad de género en cuanto a su conformación y estará integrado por:

  1. a)  Un director general designado por la Subsecretaría de Cultura, quien debe acreditar reconocida idoneidad y trayectoria en la actividad literaria cultural dentro y fuera de la provincia.
  2. b)  Un vocal en representación de los escritores que se encuentren inscriptos en el Registro Provincial de Artista Santacruceño (RE.PRO.A.S.) creado bajo la Ley Provincial nº 3.254, el que será elegido por su reconocida idoneidad y trayectoria en las letras, cuya selección debe realizarse mediante un foro provincial de las letras.
  3. c) Un vocal en representación de las áreas culturales municipales.

Artículo 4°.- Son atribuciones y deberes del Consejo Editorial:

  1. a)  Dictar y modificar su reglamento interno.
  2. b)  Establecer políticas editoriales para fomentar la producción escrita, oral, táctil, virtual y en cualquier otro formato de las nuevas Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC), como medio para visualizar la obra literaria e intelectual de los autores santacruceños mediante su publicación, promoción, difusión y distribución, sobre la base del respeto y el fomento de la diversidad estética.
  3. c)  Financiar, total o parcialmente, las obras que reúnan valores literarios, filosóficos, estéticos, técnicos, científicos, artísticos, académicos, sociales, históricos o políticos de interés para la provincia y que respeten los derechos fundamentales de la ciudadanía en su diversidad colectiva y personal.
  4. d)  Fomentar la participación y el acceso a la edición del mayor número de autores posible asistiendo a la diversidad literaria existente.
  5. e)  Planificar estrategias y mecanismos de difusión, distribución y promoción del catálogo de libros editados por el Fondo Editorial.
  6. f)  Impulsar un corredor literario que convoque a escritores, editores y empresarios de la industria del libro mediante la organización de ferias y festivales literarios, congresos, seminarios, charlas u otras actividades afines locales, regionales, nacionales e internacionales, permanentes o itinerantes.
  7. g)  Preservar las obras publicadas con recursos provenientes del Fondo Editorial, las que deben ser depositadas bajo su custodia.
  8. h)  Convocar a concurso abierto para diseñar las portadas de las obras que se publiquen.
  9. i)   Elaborar un registro de las obras publicadas indicando lo siguiente: nombre del autor, género, cantidad de copias, importe invertido y toda otra información que sirva de registro estadístico y de acceso público a la información.
  10. j)   Colaborar con organismos nacionales y provinciales en el diseño de políticas socioeducativas y de promoción literaria y cultural para incluir la lectura de los autores regionales en los planes de lectura y en las asignaturas vinculadas con la literatura.
  11. k)  Desarrollar acciones de cooperación y suscribir convenios con editoriales o con organismos, instituciones o empresas públicas o privadas provinciales, nacionales o internacionales para la coedición, reedición, promoción, distribución y difusión de las obras de interés para el intercambio cultural. En cada caso, deben determinarse las condiciones particulares de producción y distribución editorial y de responsabilidad económica de las partes.
  12. l)   Realizar, como mínimo, dos convocatorias anuales para seleccionar las obras que publicará el Fondo Editorial.
  13. m) Seleccionar anualmente una obra póstuma representativa, inédita o agotada, de un escritor santacruceño para incorporarla al patrimonio cultural inmaterial de la provincia.
  14. n) Promover a los autores santacruceños a través de la gestión de convenios con empresas, organizaciones de la sociedad civil, editoras públicas o privadas, nacionales o extranjeras, mediante acciones de cooperación, distribución y venta.

ñ) Recoger las inquietudes de capacitación formuladas por los actores culturales que entren en relación con Consejo Editorial y sugerir a otras áreas de la Secretaría de Estado de Cultura las acciones necesarias para satisfacer esa demanda.

  1. o) Gestionar su participación con un stand en los eventos culturales provinciales, regionales, nacionales e internacionales; y exhibir y/o vender en cada presentación las producciones culturales propias y de otros catálogos.
  2. p) Concursar el diseño de afiches, postales, spots radiales y/o televisivos, banners digitales y toda otra forma de comunicación dirigida a los medios masivos o a la vía pública.
  3. q)  Valorar la presentación de obras literarias que reúnan valores educativos, sociales, culturales, artísticos o literarios de señalado interés provincial.

Artículo 5°.- Pueden acceder a los beneficios de esta Ley los autores de obras unipersonales o pluripersonales nacidos o naturalizados en la provincia o que acrediten una residencia mínima en ella de diez (10) años inmediatos anteriores a la fecha de selección y cuyas obras reúnan las condiciones y criterios convenidos mediante dictamen del jurado.

Artículo 6°.- El Consejo Editorial, cuando realice las convocatorias anuales, conformará una terna de jurado para establecer los mecanismos de selección de las obras. La terna estará integrada cómo mínimo por un escritor con residencia en la provincia. Los jurados percibirán honorarios por su tarea, debiendo demostrar idoneidad en la actividad literaria y reconocida trayectoria en el campo de la convocatoria.

Artículo 7°.-  El jurado deberá expedirse respecto de la selección de las obras mediante fallo escrito fundado, el que será inapelable y en el que se establecerá el orden y la fecha de publicación de las obras seleccionadas.

Artículo 8°.-  Las publicaciones del Fondo abarcan todos los géneros literarios y toda obra intelectual que a criterio del Consejo y del jurado amerite su divulgación.

Artículo 9°.- El Consejo Editorial, por unanimidad y por razones fundadas, podrá auspiciar publicaciones que no hayan participado en los concursos organizados y que requieran ayuda económica para su impresión y publicación cuando se trate de patrimonio cultural inmaterial o versen sobre contenidos específicos de interés general.

Artículo 10°.- El Consejo Editorial deberá reservar un porcentaje de la tirada de cada edición para distribuirlo sin cargo en bibliotecas populares y educativas, instituciones educativas y académicas, centros de archivo, documentación e información, y medios de comunicación, ferias del libro y entregas protocolares del país y del extranjero. Dicho porcentaje debe determinarse en los convenios de edición que se suscriban con los autores o con quienes dispongan de tal derecho.

Artículo 11°.- Los escritores deberán registrar sus obras antes de su publicación para garantizar el   resguardo del derecho a la propiedad intelectual. En el caso de los herederos de obras póstumas, los derechos deben acordarse según la Ley Nacional nº 11. 723 (Régimen Legal de la Propiedad Intelectual).

Artículo 12°.- Los derechos de edición y de venta deben establecerse en los acuerdos particulares rubricados con cada escritor en las condiciones y formalidades establecidas en la Ley Nacional nº 11. 723. Los autores pueden disponer de un porcentaje de la tirada total para la venta particular.

Artículo 13°.- El Fondo Editorial es de carácter permanente y sus recursos serán utilizados exclusivamente para financiar la actividad prevista en la presente Ley de acuerdo con lo dispuesto por la Ley de Presupuesto, resultando la Secretaría de Cultura, el órgano competente a los fines de la recaudación; y se integrará por:

  1. a)  La partida presupuestaria que el Poder Ejecutivo le designe en el presupuesto de la Subsecretaría de Cultura.
  2. b)  Donaciones o legados de particulares y de instituciones públicas o privadas.
  3. c)  Aportes que se gestionen a nivel nacional o internacional.
  4. d)  Recursos que para este objeto reciba la Subsecretaría de Cultura en concepto de asistencia técnica o de cooperación.
  5. e)  Los fondos que provengan de recursos originados en la responsabilidad social empresaria.
  6. f) Fondos provenientes de la comercialización del porcentual de ejemplares que en la distribución de los libros editados se determine para tal finalidad, de conformidad a lo dispuesto en la presente Ley.
  7. g) La recaudación obtenida por la venta de catálogos, libros, publicaciones u otros medios de difusión cultural.
  8. h) Fondos provenientes de donaciones, auspicios y todo otro recurso que fuere gestionado por el Consejo Editor.

Artículo 14°.-El Consejo Editorial podrá suscribir convenios con instituciones o empresas provinciales, nacionales o internacionales para la coedición, reedición, promoción, distribución y difusión de las obras. En cada caso se determinarán las condiciones particulares de producción y distribución editorial y de responsabilidad y participación económica de las partes.

Artículo 15°- Distribución de las ediciones. La edición se distribuirá de la siguiente manera:

  • 20% para el autor;
  • 30% para ser distribuido en forma gratuita por Secretaria de Cultura;
  • 50% para el circuito comercial.

La comercialización de las obras, el precio de venta al público por ejemplar y todo otro aspecto vinculado, se concretará aplicando las normas específicas que regulan el sistema de contrataciones de la Provincia.

Los montos que se recauden ingresarán por la Secretaría de Cultura de conformidad a lo dispuesto por la Ley de Presupuesto y las que en el futuro se dicten, en cuenta especial que a tales fines se abrirá a efectos de brindar continuidad a la implementación del Fondo Editorial.

Artículo 16°- La distribución de los bienes culturales producidos por Fondo Editorial de Autores Santacruceños se hará en colaboración con el o los autores mediante un circuito integrado por locales comerciales y de asociaciones civiles de la Provincia, de otras ciudades de la Patagonia y el resto del país, en la sede de la Casa de Santa Cruz en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. La distribución se hará también por vía de otras empresas e instituciones que tengan acuerdos de cooperación con la Provincia. Asimismo, los bienes culturales pueden distribuirse a través de la Secretaria de Cultura a precio de fomento, en los términos de esta ley y los acordados con los autores.

Artículo 17°- Derogase la Ley Provincial nº 2.476 y toda otra norma que se oponga a la presente.

Artículo 18°- COMUNIQUESE al Poder Ejecutivo, dése al Boletín Oficial y cumplido, ARCHIVESE. -

 

Firman los Señores Diputados: Jorge Mario ARABEL – Juan MIÑONES – Carlos SANTI.-

VER PDF: PROYECTO DE LEY FONDO EDITORIAL AUTORES SANTACRUCEÑOS

Redacción Notidiario24

 

 

El tiempo en Río Gallegos

El tiempo - Tutiempo.net

"Kaani. La Fiesta Tehuelche"